Denunciaron fraude electoral en Congo con máquinas que iban a usarse en Argentina

“Martin Fayulu, el candidato de oposición que despuntaba como favorito en las elecciones presidenciales en la República Democrática del Congo, denunció fraude electoral ante el Tribunal Constitucional. El político asegura que se manipuló el resultado de la votación del 30 de diciembre pasado -que determinó la victoria de su rival- y en la que se utilizaron máquinas electrónicas que, según los diarios The Washington Post y The New York Times, fueron “creadas para las elecciones argentinas de 2017”.

Los aparatos son los que, en 2016, llevaron a la ruina al ministro de Modernización Andrés Ibarra, denunciado por encargar las máquinas para el voto electrónico antes de que el Congreso aprobara la Reforma Electoral, ley que finalmente quedó descartada por las vulnerabilidades del sistema.

“Las máquinas compradas por el gobierno del Congo son hechas por la firma surcoreana Miru Systems Co., que creó las máquinas para las elecciones argentinas de 2017”, explicó el Washington Post. “Las máquinas finalmente no fueron seleccionadas para su uso en aquellos comicios por cuestiones de seguridad que las hacían vulnerables a hackers”, dijo Sasha Lezhnev, vicedirector de políticas de la ONG “Enough Project”.

Según anticipó en octubre el prestigioso diario norteamericano, las “máquinas de votación generan preocupación de cara a las elecciones del Congo” ya que expertos en sistemas de votación electrónico emitieron alertas “sobre la transparencia y credibilidad”, lo cual parece haber sucedido.

Beatriz Busaniche, directora de la Fundación Vía Libre, confirmó a Página/12 la información de los medios estadounidenses, diciendo que “casualmente” las 110.000 máquinas utilizadas en la elección congoleña tienen una pantalla de 21,5 pulgadas y parte del software, como la presentación y la demo, está en español y con nombres de candidatos argentinos.

El excandidato denunciante insiste en que ganó las elecciones y pidió un recuento manual de votos, pero la comisión electoral declaró la victoria de Felix Tshisekedi, también candidato de la oposición. Según Fayulu, el vencedor habría llegado a un acuerdo con el presidente saliente, Joseph Kabila.

Según los resultados provisionales, Tshisekedi habría obtenido el 38,57 por ciento de los votos, seguido de Faluyu con el 34,86 por ciento, y, en tercer lugar se ubicó Emmanuel Shadary -candidato oficialista-, con el 23,84 por ciento. Sin embargo, todas las las encuestas previas daban una amplia ventaja a Fayulu, quien ahora exige “un recuento de los votos”. Esto llevó a la Unión Europea y a Estados Unidos a exigir que se den a conocer las actas de cada colegio electoral, con el fin de acallar las críticas y suspicacias.

Durante los meses precios a las elecciones -que debían celebrarse en 2016-, pese al brote mortal de ébola y las ordas rebeldes matando a civiles en las calles, las grandes preocupaciones de los políticos fueron las máquinas llegadas de Argentina. “El uso de máquinas de votación es una provocación”, denunció a la Associated Press un político de la oposición en Beni, José Katsuva Kaneto. “Un buen número de votantes nunca usó computadoras y estarán aprendiendo el día de la votación”.

El gobierno de Kabila capacitó a aproximadamente 21.000 facilitadores en las máquinas introdujendo el concepto en ciudades, pueblos remotos, comunidades pigmeas y lugares como Beni, zona de guerra y de ébola. “Con el uso de las máquinas de votación, todas las irregularidades desaparecerán”, había prometido el oficialismo congoleño.

Fuente: https://www.perfil.com/noticias/internacional/denunciaron-fraude-electoral-en-congo-con-maquinas-que-iban-a-usarse-en-argentina.phtml